Otitis. Remedios naturales, caseros para curar la Otitis

Líbrate del dolor de oído con plantas
La fitoterapia puede ayudarnos en el tratamiento de la infección y la inflamación de oidos. Es eficaz tanto en infusión como en aplicaciones externas.

1. Alcaravea para eliminar la mucosidad
La alcaravea (Carum carvi), pariente del anís, le debe a su aceite esencial un alto poder antiséptico y mucolítico.
Bebida en infusión ayuda a eliminar la mucosidad acumulada que afecta de manera refractaria al oído medio. El aceite esencial en gotas por vía tópica combate la infección.
Para ayuda a neutralizar la infección puedes usar flores de saúco y las hojas de eucalipto, aplicadas juntas en vahos (20 g de cada por litro de agua).
2. Gordolobo, una solución tradicional
El gordolobo (Verbascum thapsus), expectorante y antiséptico.
Para preparar gotas, macera 20 g de flores en 50 ml de aceite de oliva 15 días y cuela.
También se toma en infusión, prepárala con las flores y toma 2 tazas al día.
Un remedio equivalente te lo ofrece el clavo (Eugenia caryophyllata,) que actúa a nivel local como un potente analgésico, antibacteriano y antiinflamatorio.

3. Orégano y otras plantas labiadas
Las plantas labiadas, como la menta, la lavanda y en especial el orégano (Origanum vulgare), son todas útiles.
Son ricas en aceite esencial antibacteriano, antiviral y antiinflamatorio.
El orégano es útil a nivel externo y se comporta como analgésico, antiséptico y antiinflamatorio.
Se usan las sumidades floridas para elaborar una infusión para compresas, aplicadas sobre la oreja.
El oleato en uso tópico, 2 gotas 2 veces al día como máximo.
La Clínica Mayo no duda en recomendar uno de los remedios más arraigados en la cultura popular. La mezcla del vinagre blanco con el alcohol en partes iguales forma una combinación que, derramada en gotas, previene la otitis en los casos menos severos. Además, la mezcla resulta útil para frenar la aparición de hongos y bacterias que provocan la otitis externa.

Deja un comentario